CNDH: Envío de Guardia Nacional, política racista de Trump

El envío de la Guardia Nacional estadounidense a la frontera con México representa un equívoco y un ingrediente más de la política xenofóbica y racista del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el ombudsman nacional Luis Raúl González Pérez.

No entiende ni siquiera el origen el presidente Trump, de los propios Estados Unidos que nacieron de la migración. Y creo que el mensaje es de intimidación, de temor, que es lo que ha venido haciendo en un poco más de un año de su administración.

«Creo que es equívoco, porque la violencia, la fuerza, la intimidación no resuelve los problemas; los problemas se resuelven con diálogo y este diálogo es entre naciones, pero un diálogo entre iguales, no supremacistas», afirmó.

En el marco de la presentación del Sistema Nacional de Información sobre Migración de retorno, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) advirtió que la soberanía de cada país debe estar acotada por un principio universal que es la dignidad de las personas.

Debemos nosotros más bien, poner cuáles van a ser los ejes del país México, el gobierno, de actuación frente a esa política que, pues es visible, y tiene que partir primero de la dignidad nacional, de la dignidad del pueblo mexicano», apuntó el titular de la CDNH.

En este contexto, consideró que con independencia deben precisarse cuáles van a ser las condiciones de la actuación de la Guardia Nacional que en administraciones pasadas se desplegó para cuestiones de infraestructura, pero no para «espantar» a la migración, México no tiene que estar pendiente de los dictados de ningún otro gobierno.

¿Por qué? Porque México en el ejercicio de su soberanía, pero con respeto a la dignidad humana, tiene que tomar sus propias decisiones. Y México estoy cierto fortalecerá su política de confianza hacia los mexicanos, y nosotros vamos a estar pendientes de que no se violenten los derechos humanos», señaló el encargado de la CDNH.

El ombudsman insistió en que no se le debe poner tanta atención a Trump, quien “un día dice una cosa y al otro hace otra”.

Lo importante es que nosotros estemos pendientes de respetar los derechos humanos de quien transita por nuestro país, y ahí, quiero decirles, hemos estado atentos. La CNDH ha venido acompañando esta Caravana (de migrantes) ahí ha estado nuestro personal, ahí hemos visto cerca de 700 ejercicios, unos de regularización, otros de visas humanitarias. Hemos estado pendientes de aquellos aseguramientos o detenciones, 98 me decían, aproximadamente», comentó.