Acusan al régimen sirio de nuevo ataque químico, con al menos 40 muertos

Al menos 42 personas, la mayoría mujeres y niños, murieron por asfixia en un ataque químico contra la ciudad de Duma, el último bastión rebelde a las afueras de Damasco, informó hoy la ONG Defensa Civil Siria, grupo conocido como los Cascos Blancos, dedicada al rescate de víctimas en zonas bajo el control de la oposición.

La organización no gubernamental, que mostró fotos de cadáveres, muchos de ellos de niños, agregó que cientos de personas fueron afectadas por el ataque y denunció la carencia de estructuras médicas en la ciudad.

Un helicóptero arrojó un barril bomba que contenía un agente químico sobre Duma a las 20.22 hora local (17.22 GMT)», denunciaron los Cascos Blancos.

Los afectados por el supuesto ataque químico padecían síntomas de asfixia, pulsaciones cardíacas lentas, quemaduras en la córnea y algunos echaban espuma por la boca, denunciaron los Cascos Blancos y otra ONG que trabaja en la zona.

Las víctimas también expelían olor similar a cloro, emitían silbidos bronquiales elevados y padecían cianosis, una coloración azulada de la piel que se produce por falta de oxígeno, según detalla un comunicado conjunto de la Sociedad Médica Siria Americana (SAMS, en sus siglas en inglés) y los Cascos Blancos.

El comunicado afirma que 42 personas fueron halladas sin vida en sus residencias o en los refugios en los que se escondían de los bombardeos en Duma, mientras que cerca de 500 personas han sido tratadas por estos síntomas en centros médicos de la zona, varias de las cuales han fallecido, según el comunicado.

Los síntomas informados indican que las víctimas se ahogaron por la exposición a sustancias químicas tóxicas, muy probablemente un elemento organofosforado», sostiene el comunicado.

Por su parte, la también ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que al menos 42 personas han muerto hoy en bombardeos en Duma y que más de 500 personas han sufrido síntomas de asfixia tras un bombardeo aéreo en las afueras septentrionales de Duma, cerca de la zona del Cementerio Antiguo.

No obstante, la ONG no ofreció detalles sobre las razones de dicha asfixia.

RÉGIMEN SIRIO LO NIEGA

La agencia oficial siria, SANA, negó, por su parte, cualquier responsabilidad de las fuerzas sirias y ha asegurado que «las denuncias del uso de sustancias químicas en Duma son un intento claro de impedir el progreso del Ejército», que ayer comenzó una ofensiva contra los rebeldes en esta zona.

Los terroristas de (la facción rebelde) Ejército del Islam en Duma han sufrido un colapso y están en retirada frente a los ataques del Ejército Árabe Sirio en su último bastión en la ciudad de Duma, en las afueras orientales de Damasco», declaró una fuente oficial citada por SANA.

Dicha fuente agregó que «el brazo mediático de la organización terrorista (Ejército del Islam) está preparada para inventarse el uso de armas químicas para acusar al Ejército Árabe Sirio, en un intento claro y fallido de obstruir el progreso del Ejército».

Las fuerzas del régimen sirio comenzaron ayer un ataque terrestre apoyado por fuego de artillería y decenas de incursiones aéreas que ha causado la muerte de al menos 82 personas, 42 ellas fallecidas hoy y el resto ayer, viernes.

La ofensiva se produjo tras el fracaso de las negociaciones entre los rebeldes y Rusia -aliada del régimen sirio- para la capitulación de la localidad,

El coordinador general de la Comisión Suprema para las Negociaciones – la principal alianza opositora-, Naser Hariri, condenó el ataque en un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que subrayó que esta acción es una nueva afrenta contra la ley internacional y las líneas rojas.

OCCIDENTE MIENTE: MOSCÚ

Rusia negó rotundamente las informaciones sobre un supuesto ataque químico perpetrado por las fuerzas gubernamentales sirias en el bastión rebelde de la ciudad de Duma.

Negamos rotundamente dicha información y, una vez sea liberada la ciudad de Duma de los rebeldes, nos declaramos dispuestos a enviar inmediatamente a nuestros especialistas», dijo Yuri Yevtushenko, jefe del Centro de Reconciliación ruso en Siria.

El general ruso explicó que los especialistas rusos en limpieza química, biológica y radiactiva «recogerán datos que confirmarán que esas declaraciones son fabricadas».

Acusó a «una serie de países occidentales» de intentar impedir la reanudación de la operación de evacuación de rebeldes de Duma, estancada desde hace un par de días.

Para eso se utiliza el tema preferido de Occidente que es el uso de armas químicas por parte de las fuerzas gubernamentales sirias», consideró.

Por su parte, el Ministerio ruso de Exteriores aseguró que las denuncias de que las fuerzas gubernamentales sirias perpetraron un ataque químico en Duma, son un nuevo intento de justificar una intervención militar en el país árabe.

El objetivo de estas falsas conjeturas, totalmente infundadas, es proteger a los terroristas y a la oposición radical que rechaza un arreglo político y, al mismo tiempo, intentar justificar posibles ataque militares desde el exterior», informó la Cancillería en un comunicado.

La nota advierte que «una intervención militar bajo pretextos inventados y fabricados en Siria, donde se encuentran soldados rusos a petición del Gobierno legítimo, es absolutamente inaceptable y puede acarrear las consecuencias más graves».

Rusia considera que las denuncias son un nuevo caso de «desinformación» y recordó que la fuente de dichas informaciones, la ONG Cascos Blancos, fue acusada de connivencia con los terroristas, al igual que otras organizaciones con base en Estados Unidos y el Reino Unido.

Recuerda que la mayor parte de Guta Oriental ya ha sido liberada de los terroristas y que los «irreductibles radicales» que aún siguen oponiendo resistencia en Duma «usan a los civiles como escudos humanos».

Aquellos que no están interesados en la pronta aniquilación de uno de los últimos nidos de terroristas en territorio sirio y no quieren un auténtico arreglo político, intentan por todos los medios obstaculizar la evacuación de civiles», agrega la cancillería rusa.