Chihuahua en el caos y Javier Corral empecinado en campaña política violando la ley: Omar Bazán

De nueva cuenta el Partido Revolucionario Institucional lamenta que mientras Chihuahua sigue en retroceso, Javier Corral mantenga una postura de confrontación estéril mientras su única agenda es apoyar la campaña electoral de su jefe y candidato de su partido a la presidencia de la república.

De ocupar los primeros lugares nacionales en materia de obra pública, salud, educación, seguridad y programas sociales, hoy el estado se encuentra sumido en el caos y abandono, mientras su gobernador continúa en plan de venganza y en total confrontación con las instancias federales que en todo momento lo han llamado al diálogo y la conciliación por el bien de los chihuahuenses.

Hoy los maestros de Chihuahua, ruegan al Estado el pago de percepciones salariales como si Javier Corral les estuviera haciendo un favor, cuando tiene presupuesto y la obligación de cumplir los legítimos reclamos del magisterio que tiene que salir a las calles a suplicar la benevolencia del gobernador. ¡Qué lamentable!
La estrategia en el sector salud ha fracasado. Su personal en clínicas y hospitales realiza su mejor esfuerzo para ofrecer un servicio de calidad a derechohabientes como a población abierta, pero se enfrenta con la cruda realidad: falta de medicinas, no hay equipo médico, carece de infraestructura; por otro lado, hay una política de persecución y despidos injustificados con el fin de abrir espacios para personas de su partido político.
Ni qué decir de la falta de obra pública en los municipios y la fallida estrategia de seguridad que lamentablemente alcanzó a elementos de corporaciones policiacas.
El gobernador Javier Corral le ha fallado a los chihuahuenses y es deplorable que su misión sea electoral al apoyar la campaña presidencial de su candidato y no el progreso de Chihuahua.
Violando, entre otras cosas, la privacidad de cientos de chihuahuenses, desde un número telefónico de Gobierno del Estado, Corral esta convocando a una “reunión informativa” para denunciar lo que perversamente el considera una persecución a su persona, cuando hemos insistido en que la Federación siempre ha estado con los chihuahuenses.
Este evento no es más que una cortina de humo para apoyar a su candidato y en segundo lugar confrontar a los chihuahuenses y tratar de “tapar” su ineficiente desempeño al frente de la administración estatal.
El PRI pedirá a las autoridades electorales revise y sancione, en su caso, el fondo electoral que pretende Corral con el evento convocado para este próximo domingo.
Lo que el Estado necesita es un gobernador de tiempo completo, que tenga la capacidad de sumar y no de restar; se preocupe por atender los problemas que viven día a día los chihuahuenses y deje de lado la campaña política.