Gobierno y autoridades involucradas en el tráfico ilegal de ganado; denuncian.

De acuerdo con una denuncia pública en Change.org, autoridades locales de Chiapas, el SINIIGA y engordadores, estarían involucrados en el contrabando ilegal de ganado. Antes esto, legisladores expresaron con anterioridad que esto pone en peligro a toda la actividad ganadera.

Según el portal www.ganaderia.com, a través de la plataforma Change.org, Javier Besteiro denunció que, tanto las Uniones ganaderas de Chiapas, como miembros del Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (SINIIGA) y algunos engordadores, están involucrados en el contrabando de ganado proveniente de Centroamérica.

Derivado de esto, el usuario de la plataforma que se ostenta como técnico en desarrollo ganadero, pidió a las autoridades estatales y al Gobierno Federal que se abra una investigación al respecto, pues la entrada de estos animales -se lee en la publicación-, no es regulada por ningún control sanitario, lo que lo afecta los precios del ganado en todo el país.

Durante julio, el diputado local de Veracruz, Juan Carlos Molina Palacios ya había denunciado que la entrada ilegal de reses costaba aproximadamente 10,000 millones de pesos al sector mexicano, además de afectar principalmente a los estados de Chiapas, Veracruz, Tabasco y Campeche.

Incluso advirtió que las pérdidas que esto suponía para los trabajadores del campo, los coloca en riesgo de desaparecer ante la incapacidad de solventar los costos de producción.

A esto, Molina Palacios añadió que la situación también representa afectaciones negativas en el tema de sanidad, pues estos animales ilegales podrían introducir enfermedades como fiebre aftosa, tuberculosis y brucelosis bovinas y Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB).

La denuncia en change.org concluye advirtiendo que de no detenerse la entrada del «ganado de dudosa legalidad» se procedería a tomar «acciones de presión» en la frontera.