Se reintegra a sus labores doctora del IMSS en Cuauhtémoc, que padeció COVID-19

Tras permanecer 23 días en cuarentena domiciliaria al dar positivo a COVID-19, la doctora Nuria Jocelyn Carlo Estrada de 35 años de edad, se reintegró a sus labores en el servicio de urgencias del Hospital General de Zona (HGZ) No. 16 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Cuauhtémoc, Chihuahua.

Directivos y compañeros de trabajo la recibieron como toda una “heroína”, al reconocerle su gran interés y compromiso de continuar como líder del equipo que atiende a los pacientes sospechosos de coronavirus en esa unidad hospitalaria.

La joven especialista en urgencias pasó de brindar el servicio médico, a recibir el apoyo y la atención de sus compañeros.

Carlo Estrada estaba consciente de que, de un momento a otro, podía contagiarse de COVID-19, sin embargo, continuó su labor de manera firme.

“Inicié con síntomas de un resfrió común: dolor de garganta, congestión nasal, pero después me di cuenta que eso no pintaba nada bien, me realicé la prueba, que fue cuando dejé de trabajar”, manifestó.

“No hubo mucha incertidumbre porque los síntomas son más fuertes que un resfrío común, no le veía yo otra explicación al sentirme tan mal”, recalcó.
Su principal preocupación era contagiar a sus compañeros, a los pacientes o a sus familiares, lo cual afortunadamente no sucedió.

“Me preocupaba contagiar a mi esposo, que él se pusiera mal, que le fuera más mal que a mí. Sabía que no me iba a complicar porque me cuidé, me monitoreé y sabía que iba a pasar, pero era fuerte mi preocupación de contagiar a otras personas”, confesó.

Asimismo, reconoció el apoyo que tuvo tanto de los directivos y compañeros del hospital, como de su familia. “Mi mamá me dejaba comida afuera de la casa. Mi esposo en esos días salió de la ciudad y cuando regresó, afortunadamente, yo estaba un poco mejor. Él hacía las compras y todos los pendientes, con las debidas medidas”.

“En todo este tiempo, los compañeros me dieron mucho ánimo por medio de mensajes y llamadas. La verdad, tuve mucho apoyo, tanto de la familia, como de mis compañeros, lo cual fue muy reconfortante”, aseveró.

Para Carlo Estrada, esta ha sido una importante experiencia que le permitió conocer en carne propia los síntomas de quienes padecen el contagio.

“Yo le digo a la gente: pierdan el miedo de la enfermedad. No quieran ocultar los síntomas, no los minimicemos, ya sea por pena, vergüenza o miedo a llegar a contagiar a los demás; y sobre todo, que acudan a tiempo para que puedan ser atendidos de manera oportuna y así logren salir adelante”, concluyó.

La Oficina de Representación Chihuahua del IMSS reconoce el valor, esfuerzo y valentía de todo su personal médico, de enfermería y administrativo, en el combate de esta emergencia sanitaria.