“¿QUIÉN CIERRA LAS PUERTAS A QUIÉN?”: SENADOR DE MORENA

“Ahora resulta que el gobierno federal que encabeza López Obrador es el culpable de los males ocasionados por la cerrazón y falta de capacidad del gobierno local para resolver problemas que se suscitan aquí, incluso algunos provocados por el mismo mandatario estatal”, externó el senador de MORENA, Cruz Pérez Cuéllar.

Luego de una serie de declaraciones echas por el gobernador Javier Corral a medios de comunicación locales y nacionales, en torno a la relación que hay entre su administración y el gobierno de la República, en donde Corral se queja abierta y descaradamente de que “ya se cancelaron las vías de comunicación” que tenía con el gobierno federal, el legislador aclaró que se trata de una burla por parte del jefe del Ejecutivo estatal, ya que es él quien rompió lazos con la federación desconociendo acuerdos, incumpliendo compromisos contraídos con el propio presidente, con la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, y con otros representantes de la administración federal.

“Pero tampoco nos es desconocida esa actitud de Javier Corral, no lo es porque a lo largo de su gestión, y aún antes de ella, él se maneja de esa forma; no se caracteriza por honrar la palabra, a los chihuahuenses nos consta luego de tantas promesas de campaña incumplidas y desechadas sin escrúpulo alguno. Ha negado acuerdos y compromisos a la malagueña, como decimos acá”, expresó Pérez Cuéllar haciendo referencia a promesas clave que le dieron el triunfo electoral en el 2016, como la “universidad gratuita” y “la reducción de la inseguridad”.

También recordó el senador morenista aquél compromiso “firmado” por el propio Javier Corral, donde garantizaba que el rubro de salud durante su gestión sería atendido por un médico de profesión, pero hace poco colocó en la Secretaría de Salud a un amigo suyo, de corte completamente distinto al de los galenos, prefirió atender la cuota política que corresponder a la sociedad con la que primero estaba comprometido.

El senador Cruz Pérez Cuéllar además se mostró solidario con el delegado de programas sociales federales, Juan Carlos Loera, quien ha sido excluido de la Mesa para la Construcción de la Paz que coordina el secretario General de Gobierno, Luis Fernando Mesta, por instrucción del gobernador –ya que no podría hacerlo sin su venia–, lo cual demuestra quién es el intolerante, el que cierra las vías de comunicación con el gobierno federal.

De la misma manera, revela ese lado autoritario su falta de comunicación con los alcaldes de la entidad que no le son afines políticamente o que decidieron no seguirle el juego; tan sólo para un botón está el Ayuntamiento de la Capital, el segundo municipio más poblado de la entidad y que recibe el desdén del mandatario al extremo de no recibir llamadas de la presidenta, tal como hace con otros alcaldes.

Finalmente, el senador Pérez Cuéllar hizo un llamado a la a la congruencia al gobernador Javier Corral, ya que esa actitud mostrada no hace más que cerrar las puertas, tal como ya las tiene cerradas con buena parte de los representantes de los sectores sociales de Chihuahua.